domingo, 30 de septiembre de 2018

Formando el círculo y formando profesionales


Son muchas las declaraciones que referentes y entidades vienen haciendo sobre que estamos consumiendo por encima de nuestras posibilidades.
Teniendo en cuenta que son muchos los factores que afectan al consumo de los recursos naturales, tales como la demografía, los sistemas intensivos de producción primaria, los sistemas de producción, el desperdicio alimentario y mal reparto global de la riqueza y el propio cambio climático, además de otros, hay una cosa que es cierta: que algo está fallando en la humanidad que puede acabar con la sociedad y sus culturas, puede desembocar en enfrentamientos violentos por los recursos escaso, como lo ha sido y sigue siendo el petróleo, pero que sin duda se extenderá al agua, en fin, una serie de posibles resultados catastróficos, no muy alejados de novelas de ciencia ficción, que algunos alientan sin duda.
El cambio de paradigma económico es evidente y necesario. La teoría de desacoplar el crecimiento económico a la produción lineal o de "usar y tirar" hace que las áreas de acción sean muchas, pero básicamente que la Economía Circular actúe sobre los sistemas productivos y de transformación; la distribución; el consumo y el postconsumo transformando el residuo en recurso aprovechable.
Actuar en cada eslabón de la cadena ha de hacerse de manera coordinada y con visión global. Los puntos de ataque son variados y generan unos ejes de actuación encaminados a la producción sostenible, un consumo responsable, una gestión eficiente de los residuos, obtención de materias primas secundarias y reutilización del agua, todo ello bajo el paraguas de la eficiencia energética y energías renovables, tal y cmo se describe en el borrador de estrategia española de Economía Circular.
El modelo circular es aplicable a todos los ámbitos: el empresarial; el administrativo y el particular o doméstico. La metodología no es fija, ni debe seguir unas reglas determinadas porque cada organización o unidad familiar tiene sus propios problemas y compromisos que hay que respetar en el cambio, al menos en el tiempo.
El conocimiento de las oportunidades que se presenta con la economía circular es el primer paso. Evidentemente, hay que ajustar la cadena de valor y este es un reto que no depende de un área geográfica, sino de unos acuerdos globales importantes. De nada sirve señalar que es mejor reparar unos zapatos que comprar unos nuevos si como se ha descrito en las RRSS alguna vez por alguien, arreglar un zapato cuesta 18 € y unos nuevos en un mercadillo, 9 €. Tras una crisis y con empresas y familias afectadas por ella, lo que se busca es la funcionalidad más que la calidad y ello lleva a que existan productos fabricados en zonas donde la mano de obra no tiene valor alguno, que se ponen en el mercado a un coste muy inferior a otro de mayor calidad fabricado o reparado in situ.
Me comentaba alguien hace unos días que habían encargado unos presupuestos para colocar unos bancos en piscinas. Los presupuesto de bancos realizados en obra, con diseños ergonómicos y materiales de la zona, costaba cada uno 1.370 € más IVA. Otros presupuestos señalaban bancos prefabricados en piedra artificial por 270 € cada uno más IVA y un tercero procedente de un centro comercial especializado, en madera y acero, de importación y desmontado, por 75 € IVA incluido. Claro, si se compra el banco de 75 euros, que tiene la misma funcionalidad que el primero, con una vida media inferior claramente, durante 18 años se puede estar comprando el banco y estrenándolo hasta alcanzar el coste del primero. Algo falla. Porque ese mismo banco de acero y madera fabricado en nuestro país, tal vez con materiales reciclables y madera autóctona certificada, no cuesta 75 euros, cuesta bastante más. Romper ese desequilibrio es el objetivo de la Economía Circular, cuestión que se antoja difícil o que requiere de pactos globales.
El modelo de negocio circular, pasa por incorporar innovaciones incrementales e incorporar nuevas tecnologías y ofrecer al usuario o consumidor alguna cosa diferencial al producto tradicional que le haga decantarse por el innovador.
La administración puede jugar un papel importante en este sentido. Puede priorizar proveedores circulares a través de la compra pública verde; las empresas pueden buscar aliados dentro y fuera de ella para sumar esfuerzos e incrementar el impacto en el mercado y sobre todo, comunicar lo que se está haciendo y por qué se está haciendo.
Los principios de la economía circular tienen que llegar cuanto antes a todos los agentes implicados, tal vez con un lenguaje distinto, pero con una misma filosofía: “formar el círculo” y no "cerrar el círculo".
Una vez formado el círculo, la Economía tiene que ir agrandando la superficie de éste y ello se traduce en nuevas formas de negocio, nuevas formas de consumo, nuevos materiales, fundamentalmente biodegradables en aquellos casos que sustituyan a los de un solo uso, en una economía más colaborativa…. Todo ello genera una eficiencia en el sistema frente a la producción y consumo de recursos que hace que se pueda ir ampliando ese círculo y alcanzando a otras zonas geográficas en el mundo.
La formación juega un papel importante en todo ello y por esto, hemos diseñado este programa de aprendizaje para graduad@s y técnic@s de empresas o entidades locales que quieran especializarse y entender la aplicabilidad práctica de la Economía Circular.
El Master en Economía Circular y Gestión de Residuos de la Universidad Politécnica de Madrid, está aun abierto y tiene su comienzo el próximo día 30 de octubre.
Aun puedes matricularte, porque el número de plazas no está limitado.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Necesidad de formación en Economía Circular




La formación universitaria requiere no sólo elementos de calidad, sino también de confianza y honestidad. Ultimamente están saliendo en los medios de comunicación noticias de un caso de una universidad madrileña sobre un máster oficial. Con independencia de lo que todos conocemos ya y de la opinión que al respecto nos hayamos formado, cabe señalar que existe una formación que cumple con todas las exigencias legales y de calidad, que no es más que la inmensa mayoría de la formación de las universidades públicas.
En el Máster en Economía Circular y Gestión de Residuos, de la Universidad Politécnica de Madrid, garantizamos una formación intensa de calidad, tanto para recién titulados como para técnicos y profesionales del medioambiente.
Nosotros compatibilizamos la formación con distintos niveles de conocimientos de entrada. Es fundamental esa simbiosis entre profesorado experto y alumando junior; profesorado experto y alumnado senior y entre alumnado.
Este  modelo nos ha dado un extraordinario éxito en la formación de los últimos 8 años, llegando al pleno empleo en prácticas del alumnado que no tenía trabajo.
Nuestro profesorado es de nivel, avalado por la participación de las primeras empresas del sector ambiental y de gestión de residuos, sin olvidar las experiencias en las Pymes, que constituyen una base fundamental para el empleo en general y para nuestros egresados en particular.
Hemos formado a más de 160 personas durante estos 8 últimos años, que en su mayoría trabajan en el sector ambiental, formando una red de profesionales que secomunican y ayudan unos con otros. Estamos orgullosos de ello y queremos seguir formando personas en este ámbito para agrandar aun más la red de profesionales.
Nuestras actividades son muy variadas. Aparte de la clase lectiva presencial, realziamos, visitas técnicas a 15 instalaciones; un viaje fin de curso a la instalación de TIRME en Mallorca; hasta nueve seminarios abordando los temas más candentes y con empresas y profesionales del sector, garantizando la diversidad de los métodos de gestión en el sector de los residuos; actividades culturales y deportivas que hacen que el alumnado se sienta más unido entre sí.
El contenido del máster se articula en los siguientes módulos:
1º. Gestión integrada de los residuos sólidos
2º. Marco Jurídico e institucional. Hacia una Economía Circular
3º. Prevención, reutilización y reciclaje de residuos
4º. Gestión operativa de la recogida y transporte de residuos
5º. Tecnologías de tratamiento de los residuos urbanos (reciclado material)
6º. Sistemas de información geográfica aplicada a la gestión de los residuos
7º. Tecnologías de tratamiento de los residuos urbanos: valorización energética y eliminación en vertedero
8º. Aproximación a los residuos industriales y suelos contaminados
9º. Comunicación y sensibilización ambiental
10º. Finanzas para no financieros. Análisis de proyectos
El Máster se desarrolla en 90 ECTS, de los cuales 60 ECTS (750 h) son lectivos y 30 ECTS (900 h) son de prácticas curriculares, compatibles con el periodo docente, según normativa UPM.
Aun está abierto el período de preinscrición dado que tiene previsto su comienzo el próximo 16 de octubre.

Más información en blogs.upm.es/mastergiaupm
o bien a través de email: paloma.sanchez@upm.es

Un buen programa donde tecnología, innovación, experiencia, actualidad, se combinan en el marco de la Economía Circular. Este es un máster específico y no genérico que no suele demandar el sector, de ahí la necesidad de seguir cubriendo este nicho tras 8 años de expeirencia en la materia.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Bacterias generadoras de plástico biodegradable


En Julio de 2016, Patricia Aymá, biotecnóloga e ingeniera ambiental, termina su tesis que, entre muchas temáticas, estudia la capacidad de unas determinadas bacterias para generar material bioplástico a partir de residuos orgánicos.

Una vez acabada la tesis, patricia decidió convertirse en emprendedora y darle una viabilidad a su idea, así fundó VEnvirotech, (https://www.venvirotech.com), una startup española que con la idea principal de su trabajo utiliza bacterias para transformar los residuos orgánicos sin valor que generan las empresas, en bioplásticos. Estos bioplásticos generados son conocidos como bioplásticos polihidroxialcanoatos o PHA, y son Plástico biodegradables compatibles con el cuerpo humano que tienen una duración comprendida entre dos semanas y tres meses.

Patricia Aymá no está solo en esta aventura, a su perfil técnico le acompaña Oriol Güell, un profesional con un perfil también técnico, pero de carácter más químico-físico, además de una gran experiencia en la gestión de plásticos. La iniciativa también cuenta con dos profesionales de perfil de negocios; Noelia Márquez, experta en operaciones, y Jordi Margarit, experto en el trato con grandes empresas del sector ferroviario.

Todos estos profesionales han sido capaces de formar un gran equipo que desde 2017 lleva perfeccionando la iniciativa de Patricia.

Hoy en día VEnvirotech, desarrolla su propia tecnología y tiene tres tipos principales de clientes; empresas que producen residuos orgánicos que necesitan ser tratados y además necesitan producir plástico, aquí la aportación de la startup es doble, tratan los residuos de la empresa, con los que producen su material bioplástico, y les venden este material.

También dan servicio a empresas que solo necesitan tratar sus residuos y a empresas que solo necesitan comprar plásticos. Además no se olvidan del mensaje medioambiental, los bioplásticos son una excelente oportunidad para reducir la presencia de plásticos que afectan negativamente al medio ambiente, ya que son muy respetuosos con la naturaleza y cumplen la misma función que estos.

 

domingo, 2 de septiembre de 2018

Emulsa, Empresa Municipal de servicios de Medio Ambiente Urbano de Gijón, participará en el proyecto europeo Win-Pol.


Esta semana ha tenido lugar una nueva buena noticia para el sector de la gestión de residuos, otra empresa española, en este caso la Empresa Municipal de servicios de Medio Ambiente Urbano de Gijón (EMULSA), participará en un proyecto europeo sobre gestión de residuos.




El proyecto se llama Win-Pol : Waste Management Intelligent Systems and Policies (Sistemas y políticas inteligentes de gestión de residuos). Se basa en aplicaciones tecnológicas en la gestión de residuos

"Win-Pol" pretende conoce mediante sistemas innovadores de seguimiento los residuos depositados por los ciudadanos en los contenedores con el fin de estudiar hábitos de uso y medidas de control de esos depósitos para poder aplicar políticas que incentiven al reciclaje y a la minimización de residuos generados.

Además este proyecto también busca una mejora de eficiencia en el uso de recursos para la gestión de residuos; optimizar las rutas de recolección, resolver mejor la dotación en zonas de mayor o menor producción de recursos…En definitiva, mejorar la estrategia de gestión de los residuos.


Emulsa acogerá los días 5 y 6 de septiembre en Gijón la reunión de lanzamiento de "Win-Pol"

La compañía municipal liderará el proyecto hasta 2023 con el objetivo de intensificar la cooperación entre las regiones de los países miembros.

La reunión programada para esta semana contará con técnicos de distintos países europeos que visitarán las instalaciones de Emulsa para comprobar algunas de las iniciativas en materia de innovación, además participarán en reuniones de trabajo.

El presupuesto inicial asignado a este proyecto asciende a 1.437.200 euros y el periodo de duración es de cinco años.

Nuevo compromiso en redución de emisiones para no perder la marcha de avance


Esta semana, el día martes 28 de agosto de 2018, hasta 23 ciudades y regiones del mundo se han comprometido a reducir el volumen de residuos que destinan a incineración y vertedero, residuos que suman una gran fuente de emisiones de CO2.

Esta es una excelente noticia muy representativa, ya que estas 23 zonas representan a una población total de más de 150 millones de habitantes y a ciudades muy importantes (como Nueva York, Tokio y París) en las cuales la producción media de residuos por habitante es de las más altas del mundo.

Estas ciudades han hecho una declaración conjunta en la que afirman que van a reducir en un 50% la cantidad de desechos vertidos y/o incinerados para el año 2030. Además han firmado también el compromiso de aumentar la tasa de recuperación (mediante reciclaje y compostaje) un 70% respecto al año 2015 y por último se han comprometido a reducir la producción de residuos per cápita en un 15%.

La coalición de ciudades C40 (C40 Cities) ha calculado que cumplir con este compromiso evitaría la producción de 87 millones de toneladas de residuos cada año.

En relación a la entrada anterior en este blog: “La Tierra corre peligro de entrar en un estado invernadero irreversible”, la declaración de C40 cities señala como correcto este camino de reducción de desperdicios para alcanzar los objetivos de los acuerdos climáticos de París 2015, y mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 grados Celsius.

El acuerdo de parís corre peligro desde que un país tan grande y con tanto peso abandonó este acuerdo climático, no obstante varias jurisdicciones municipales han relevado al gobierno federal en sus esfuerzos para tratar de reducir las emisiones de carbono, y aunque en algunos aspectos no pueden hacer nada al respecto, la gestión de residuos depende completamente de los municipios.

Algunos de estos municipios son Washington, Filadelfia, Portland y San Francisco Todos estos actores, estadounidenses y otros, se reunirán en esta última ciudad durante dos semanas a mediados de septiembre para la primera Cumbre Mundial de Acción Climática.



Allí participará la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, presidenta de C40.

domingo, 26 de agosto de 2018

La Tierra corre peligro de entrar en un estado invernadero irreversible

Este 6 de agosto fue publicado en la revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the Unitaed States of America) el artículo  “Trajectories of the Earth System in the Anthropocene”, en él se alerta de la posibilidad de que la tierra entre en un estado invernadero irreversible que haga inhabitables muchos lugares del planeta.


El estudio ha sido liderado por Will Steffen, de la Universidad Nacional Australiana (ANU). Este destaca que las principales consecuencias serían el aumento de la temperatura media del planeta y una subida a largo plazo del nivel del mar de unos 10 a 60 metros.

En cuanto a la temperatura media, la investigación estima que podría llegar a subir hasta 5 grados respecto a la época preindustrial. Actualmente se encuentra 1 grado por encima y se estima que sube a un ritmo de 0,17 grados por década. Esto podría cambiar ya que en el estudio se da la posibilidad de que una vez superados los 2 grados (por encima de la temperatura media de la época preindustrial) se desencadenarían unos procesos llamados retroalimentaciones que harían aumentar aún más la temperatura media de la tierra independientemente de si se subsana a tiempo la emisión de gases de efecto invernadero.

Estos procesos llamados retroalimentaciones son la descongelación del permafrost, la pérdida de metano hidratado de las aguas marinas, el debilitamiento de sumideros de carbono en tierra y mar, y el aumento de la respiración bacteriana en los océanos.

También incluyen la muerte regresiva de la selva amazónica y del bosque boreal, la reducción de la capa de nieve en el hemisferio norte, la pérdida de hielo marino en el verano ártico, así como la reducción del hielo marino antártico y las capas de hielo polar.

Todo esto pone de manifiesto que los esfuerzos actuales no son suficientes para cumplir el acuerdo de París, acuerdo al que se suscribieron en 2015 unos 200 países y que busca mantener el aumento medio de la temperatura mundial por debajo de los 2 grados respecto a la era preindustrial.

viernes, 24 de agosto de 2018

Marine Instruments participará en el nuevo proyecto de The Ocean Clean Up


The Ocean clean Up es una fundación creada en 2013 que desarrolla tecnología para extraer residuos plásticos de los océanos y evitar que sigan llegando a estos.

La tecnología para extraer estos residuos está todavía en sus inicios; algunas iniciativas han consistidos en emplear barcos con redes para capturar plástico, también han realizado expediciones aéreas e incluso lanzaron una aplicación móvil en 2015 para que cualquier persona a bordo de un barco pueda aportar datos.

Ahora The Ocean Clean Up se propone instalar en el agua una red de unas 50 barreras flotantes que miden entre 1 y 2 kilómetros y que forman un recolector gigante. No se trata de desplazarse por el océano a la búsqueda y captura del plástico sino de aprovechar las corrientes marinas, el propio desplazamiento del océano, para atrapar los desechos en las barreras.

El método consiste en construir con estas barreras un sistema flotante estabilizado con un ancla a una profundidad de 600 metros. Una pantalla que se encuentra bajo el tubo de flotación, atrapará y recogerá los residuos sólidos. Estos sistemas en forma de U que navegan sin rumbo en el giro del Pacífico Norte; concentrarán los residuos en un punto central donde, con la ayuda de embarcaciones de apoyo, podrán ser extraídos y devueltos a tierra

Es aquí donde cobra importancia la empresa española Marine Instruments (De Galicia) que participará en este ambicioso proyecto mediante la instalación de unas boyas marinas cuyo objetivo es marcar la posición de las barreras flotantes y a su vez enviar la información vía satélite a los barcos, para que estos puedan recoger los residuos acumulados.

Desde la empresa están encantados en colaborar en este gran proyecto para la limpieza de los océanos que aboga por la sostenibilidad y el futuro de estos.

The Ocean Cleanup pretende implantar este sistema en septiembre, de hecho en su página web tiene un contador: https://www.theoceancleanup.com/

The Ocean Cleanup estima ser capaz de limpiar el 50% de los resíduos en la isla de basura del Pacífico en 5 años a partir de la implantación total en 2020.


miércoles, 22 de agosto de 2018

Participación del Máster en Gestión Sostenible de los Residuos en el Conama 2018


Este año el congreso nacional de medio ambiente tendrá lugar del 26 al 29 de noviembre en Madrid. Esta será la 14ª edición del congreso nacional de medio ambiente.


El Conama es un encuentro bienal que se celebra desde 1992, se ha convertido en el evento ambiental de referencia en España por la calidad y amplitud de los contenidos tratados, el alto nivel de participación y la variedad de perfiles profesionales y sectores ambientales representados.

En su última edición participaron hasta 7000 personas y 493 instituciones colaboradoras; empresas, administraciones, universidades, centros tecnológicos… En este congreso se dan cita todos los actores importantes del mundo del medio ambiente.

Desde el Máster en Gestión Sostenible de los Residuos no podíamos faltar a esta gran cita y este año participaremos con un cartel que repasa la trayectoria del máster en estos últimos cuatro años como una figura que compensa su actividad contaminante mediante proyectos medioambientales.

Esto se relaciona de forma completa con la temática que este trata el Conama, con un mensaje a toda la sociedad para acelerar la transición hacia la sostenibilidad que este año tiene como lema Rumbo 20.30.

Esta nueva edición tiene como objetivo servir de impulso para el cumplimiento a nivel nacional de los objetivos y metas marcados por la UE para 2020 2030 y 2050.

El programa principal se centra en nueve grandes ejes temáticos, Energía, Eficiencia y Cambio climático (1); Movilidad (2); Renovación Urbana (3); Desarrollo Rural (4); Biodiversidad (5); Agua (6); Calidad Ambiental (7); Residuos (8); Economía y Sociedad (9)

Es por esto que no se puede faltar a esta importante cita que a buen seguro traerá grandes avances para el campo del medioambiente.



martes, 21 de agosto de 2018

Las carreteras del futuro se harán con residuos.


Hoy se hace eco otra grandísima noticia sobre la gestión de residuos plásticos.

En todo el mundo se suceden diferentes iniciativas para gestionar los residuos, investigación de nuevos materiales para que una vez consumidos no sean contaminantes o perjudiciales para el medioambiente, métodos de reducción de materiales contaminantes mediante nuevas costumbres o sustitución con otros materiales más respetuosos. En definitiva, hay dos vertientes importantes de estudio; la reducción de residuos y la gestión más óptima del residuo.

Esta vez la nota positiva ha llegado mediante el tratamiento químico de los residuos plásticos, es decir, mejorando la gestión del residuo.

En el sur de India, en el estado de Tamil Nadul un profesor de química llamado Rajagopalan vasudevan comenzó ya en 2001 a investigar los posibles usos del material plástico desdechado (Convertido en residuo).

Experimentando en los talleres del Colegio de Ingeniería de Thiagarajar, en Madurai, el investigador encontró que, en su estado líquido, el plástico tiene excelentes propiedades aglomerantes. Exactamente como el betún que se mezcla con gravilla para el asfaltado de las carreteras, pero más resistente.

Como primera prueba fabricó 20 metros de pavimento con la mezcla de plásticos triturados dentro del campus y allí lucen actualmente  con su brillo similar al del confeti desde 2002. Además, su invención no solo es una solución prometedora para una crisis medioambiental de escala global, sino que brinda alternativas a problemas particulares del país asiático.

En lo que respecta a India desde 2002, alrededor de 16.000 kilómetros de carreteras se han construido en el estado de Tamil usando la nueva mezcla. Y el gobierno central ha autorizado la pavimentación de otros 13.000 kilómetros; de los que ya se han completado unos 8.600. Además, el uso de plásticos para este asfalto reduce la cantidad de betún necesario en un 8%, abaratando los costes de producción. Mientras un kilómetro de carretera convencional requiere 10 toneladas de betún; con la mezcla de Vasudevan, cada 9 toneladas de betún están revestidas por una tonelada del plástico procedente de desechos.

Algunas voces ecologistas han sugerido que la quema de los plásticos para la mezcla podría ser dañina para la salud. Sin embargo, el propio Vasudevan aclara que el material usado se moldea a temperaturas de 170º, mientras que se requieren 270º para que la descomposición del plástico genere humos tóxicos y nocivos.

Otro problema del que este químico sí es consciente es que no todos los tipos de plástico sirven  lo que obliga a una separación más compleja y añade costes al proceso.

No obstante se presenta como una idea muy positiva con la cual este hombre de 73 años ha recibido uno de los galardones más importantes que se otorga al personal civil en la india, el Padma Shri.


domingo, 19 de agosto de 2018

“Upcycling” una exposición sobre una nueva manera de reciclar



El upcycling, también llamado suprareciclaje, es un término reciente, nacido de la concienciación a nivel mundial de la generación de residuos que cada vez es mayor por el continuo aumento de la población del ser humano.

Se trata de aprovechar los materiales con posibilidad de reciclado con el fin de obtener nuevos productos con un valor mayor del que tenían originalmente, es decir, transformar los residuos que generamos en objetos con un valor más alto. Con esto se trata de fomentar el reciclaje para contribuir de un modo sostenible aprovechando recursos



Reciclar es el proceso de tomar desechos, generalmente materiales de consumo (plástico, papel, metal o vidrio) descomponiéndolo y convirtiéndolo en un producto reutilizable. Upcycling implica convertir un producto no deseado en un producto de mejor calidad.



La gran idea es que los artículos hechos con materiales reciclados pueden ser aún más deseables que los productos originales, lo que solo puede ser bueno para la producción sostenible con conciencia ambiental.



Recordamos este concepto con motivo de la “Upcycling” una exposición y concurso de fotografía, promovida por Ecoembes, EFTI y Ecolaf:




Este año ha sido la tercera edición y se han expuesto 38 fotografías de las más de 500 que participaron en este concurso y 29 vídeos. 



Esta iniciativa fusiona arte, fotografía, compromiso con el medio ambiente y concienciación ciudadana, desde Ecoembes, Cristina Muñoz, responsable de comunicación nos habla de la importancia de esta última parte, la concienciación ciudadana.



Es por esto que promueve distintos proyectos culturales que en los que está presente esta iniciativa.






Esta exposición podrá visitarse hasta el 3 de enero en la escuela EFTI, Centro Internacional de Fotografía y Cine, en Madrid.